El trabajo ya no será igual

Durante los últimos años el tema de transformación digital ha estado presente en conferencias y revistas de negocios presentando los avances y beneficios que la tecnología ofrece para las empresas y aunque muchos líderes lograron impulsar algunos de estos cambios, también hubo varios que se resistieron por diversas razones, miedos y/o prioridades.   

La realidad y lo que estamos enfrentando nos ha llevado a la necesidad de adoptar y adaptarnos a nuevas formas de llevar nuestros procesos.

Felicitamos a las empresas que desde antes ya habían habilitado opciones para dar continuidad al negocio, y sobre todo que constantemente invertían en la capacitación de sus colaboradores para poder utilizar estas nuevas herramientas de trabajo, y aunque es necesario reconocer que muy difícilmente se estaba preparado para afrontar sin ningún inconveniente la situación actual, hay empresas que han logrado responder de mejor manera a la crisis.

Por otro lado, hay empresas que por meses estuvieron evaluando adquirir una solución y postergaron la decisión y en las últimas semanas han corrido a tomar una decisión para poder contar con una herramienta que les permita poder continuar trabajando de alguna forma, y que los colaboradores puedan comunicarse fácilmente, compartir archivos e información.

De una u otra manera todas las empresas se están transformando y adaptando para seguir operando.

Esta nueva realidad es temporal, una temporalidad que no tiene tiempo definido, ya que dependerá del país e industria, y ante una realidad incierta se están presentado grandes desafíos pero también ha sido una oportunidad para encontrar mejores formas de llevar muchas de las actividades rutinarias de las organizaciones.

Una vez se retomen las operaciones, el trabajo ya no volverá a lo mismo que era antes, por razones financieras, culturales, salud, entre otras.

Lo importante es que durante este tiempo se descubra y aprenda como estas nuevas formas de comunicarse pueden agilizar procesos actuales y pueden hacer a la empresa más eficiente.

El ser humano es capaz de reaprender, a veces no nos tomamos el tiempo para hacerlo o no queremos hacerlo, pero ante una situación forzada todos han demostrado desde sus distintas posiciones y actividades la posibilidad para aprender de nuevo. Es necesario mantener esta actitud de aprendizaje.

Debemos de promover aquello que ha facilitado el trabajo y también reconocer aspectos que muchas veces no le dimos la suficiente importancia para revalorar puestos y actividades.

Los cambios seguirán cada vez con mayor frecuencia. La adaptabilidad será un requisito indispensable en el trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú