Toda persona involucrada o trabajando en el área de Recursos Humanos debe conocer sobre inteligencia artificial, primero para entender cómo está afectando el negocio y las competencias requeridas en los nuevos puestos de trabajo, pero también para conocer cómo pueden en su misma área optimizar procesos con tecnología ya disponible y así evitar tareas manuales y enfocarse en tareas más estratégicas.

Los términos, conceptos e implicaciones de la inteligencia artificial son amplios, acá queremos resaltar como son una combinación de la matemática y computación, con la biología, psicología y lingüística. Cada día se ven nuevos avances en los algoritmos que permiten y ofrecen nuevas capacidades y usos.

Muy probable se esté más familiarizado con los usos en el ámbito personal, pero también hay ejemplos a nivel empresarial incluyendo el área de recursos humanos y sus procesos.  Algunos corren al 100% de forma automatizada, otros con asistencia humana y otros son una mezcla de ambos.

A continuación, algunos ejemplos de los procesos más comunes del departamento de Capital Humano que utilizan este tipo de tecnología:

Para la parte administrativa, se tiene uso de chatbots para mejorar la atención y servicio a los empleados, en donde de forma automática se puede responder y guiar las consultas más frecuentes que pueden tener los colaboradores como:  requisitos para algún trámite o permiso, consultas de información.

También se encuentran herramientas que permiten automatizar la planificación de turnos, hacer sugerencias de horario en base a históricos de ventas y/o producción para tener al personal adecuado disponible en el momento que es requerido.

En reclutamiento, tenemos ejemplos como el reconocimiento de expresiones en entrevistas en línea para detectar las emociones de las personas, algoritmos sugiriendo plataforma a utilizar en base a la jerarquía o puesto que se está buscando que también permite predecir el candidato ideal en base a la descripción del puesto.

Para el área de aprendizaje, los algoritmos pueden indicarnos la probabilidad que alguien complete o no un curso y sugerir cuál sería el contenido y formato más apropiado para cada persona.

Para la evaluación de desempeño y compensación los sistemas pueden detectar a las personas con mayor riesgo que se vayan de la compañía y dar alertas que permitan aplicar alguna estrategia de retención, sugerir aumentos y ajustes de una forma más objetiva y eficiente.

Para llegar a estos escenarios se requiere contar con suficientes datos, como se menciona en el artículo “Análisis de datos en Recursos Humanos”. La información generalmente se tiene, pero aún esta dispersa por toda la organización es necesario ir ordenando, consolidando y organizando adecuadamente para poder pasar a la fase de predicción.

El aprendizaje automático y la automatización de procesos facilitan la gestión y ayuda a la agilidad del negocio, siempre habrá excepciones y situaciones especiales, en donde será importante la intervención humana y tomar acción.

Es necesario conocer y entender este tipo de tecnología para poder interpretar correctamente la información y que pueda tomarse las mejores decisiones en función de los objetivos del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú