Todos los días los gerentes se enfrentan con diversas situaciones que deben resolver, contar con la información en tiempo real facilita su gestión. Es indispensable conocer y entender el comportamiento de los colaboradores e identificar sus necesidades para poder tomar las decisiones correctas.

La información esta disponible, a diario gran cantidad de datos se van generando a lo largo de la operación del negocio, sin embargo, no todos son almacenados,  y cuando se hace no siempre quedan en un mismo lugar dado que la información proviene de diferentes personas y áreas, aunque los tengamos en un mismo sistema es necesario saber cómo interpretarlos, qué variables y factores pueden cruzarse y compararse con años anteriores, con otros departamentos, con otras empresas del mismo sector y de esta manera proveer información que se pueda analizar y permita la toma de una mejor decisión, una decisión mejor fundamentada.

Poder hacer este tipo de análisis requiere de varios elementos, desde elegir la información relevante y alineada a lo que se quiere evaluar, seleccionar datos suficientes, oportunos y confiables, contar con las herramientas tecnológicas adecuadas y tener a las personas con las habilidades necesarias pare reconocer la relación entre las distintas variables para aplicar la lógica correcta y que se puedan interpretar los resultados.

Este nivel de análisis no sucede de un día para otro y es necesario iniciar por fases para poder llegar a un nivel donde incluso se pueda predecir situaciones o escenarios de manera asertiva.

Las fases del proceso

  1. Selección de actividades y eventos con la información que proporciona cada uno
  2. La representación numérica de cada evento permite generar indicadores
  3. Analizar esta información permite identificar patrones
  4. Identificados los patrones y los factores que lo impacta habilitan la posibilidad de predecir el comportamiento futuro

Este proceso permite pasar de describir la organización en su situación pasada y actual a utilizar los datos para generar valor y que integrados todos los procesos de la empresa en tiempo real ayude a tomar mejores decisiones.

Es importante que se inicie a medir y evaluar de manera oportuna la experiencia del colaborador dentro de la organización, esto no solo impulsará la satisfacción, ayudará también a tener claridad de lo que está pasando con la organización y finalmente poder pasar a un nivel de madurez de análisis que permita a la organización adelantarse y prever situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú